Injusticias cotidianas: Preocupaciones.

Una persona a la que merece la pena escuchar me dijo hace unos días: “El 80% de las preocupaciones no llegan nunca a ser verdad”

No se si habrá estudios al respecto y si el % será acertado, seguro que es personal, pero lo que indudablemente es cierto es que tendemos a la paranoia negativa a la hora de representar mentalmente nuestros problemas.

Cuando tienes hijos te das cuenta de lo útil que puede llegar a ser ponerse en lo peor, porque representa la herramienta ideal para predecir posibles situaciones peligrosas para ellos. La peor parte de esto es lo desagradable que puede llegar a resultar personalmente.

¿No es injusto que tengamos un mundo mental mucho peor que el real?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s