Injusticias cotidianas: Levedad de lo bueno.

Siguiendo con el ciclo de injusticias cotidianas:

¿Os habéis fijado lo rápido que nos parecen pasar los buenos momentos y lo lento que se vuelve el tiempo psicológico cuando estamos en un mal momento?

Al juzgar una situación como negativa, inconscientemente tendemos a cronometrarlo, en prestar atención al tiempo que llevamos en dicha situación y cuanto queda de la misma. Esta atención prestada al reloj implica precisamente que nos parezca durar más.

En los buenos momentos hacemos justo lo contrario. Nos concentramos tanto en experimentar esa buena situación que perdemos la noción del tiempo, haciendo que experimentemos el paso de este a toda máquina.

Injusto, ¿no os parece?. ¿Podríamos llegar a hacerlo de otra manera?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s