Lucha por la vida

Todos estamos en lista de espera… todos vamos a morir.

Esta verdad no nos gusta, no puede ser de nuestro agrado hablar de nuestro propio fin. Preferimos mirar hacia otro lado, bajar la mirada hacia los “problemas” cotidianos y no enfrentarnos de cara a este gran problema.

No deberíamos permitir que esto siga así. La inmadurez que demostramos como individuos y como sociedades no debería alejarnos de enfrentarnos al mayor de nuestros problemas, al único real, diría yo.

Si está tan claro que tenemos un problema, nuestra fecha de caducidad, si está tan a la vista que es injusto que nos pasemos toda la vida aprendiendo y creándonos para después desaparecer [al menos, bajo mi atea opinión], ¿por qué no luchar con todas nuestras fuerzas contra esto?

Yo creo que debería existir un organismo internacional, financiado generosamente, que se encargara exclusivamente de la lucha por la vida… y no estoy hablando de un grupo de médicos inventando fármacos… estoy hablando de erradicar la muerte.

Puede parecer drástico, de locos o excéntrico… pero en mi opinión lo que es de locos es que no lo estemos intentando ya. Deberíamos unirnos internacionalmente para luchar contra la muerte y vencerla, convirtiéndonos en seres inmortales.

No… no se me ha ido la cabeza [¿o sí?], creo posible el fin de nuestro sistemático e injusto fin. Pero ¿cómo?:

Ahí va mi propuesta, aunque no debería quedarse como única opción. Este organismo, debería contar con un departamento de imaginativos que buscaran nuevas opciones.

Según hemos sido capaces de ver, somos una máquina biológica con una exquisita complicación y un nivel de perfección inconmensurables. Nuestro cuerpo, fruto del largo camino recorrido por la evolución desde el comienzo de la vida, nos permite desarrollarnos como individuos y revelarnos como seres inteligentes. Pero es momento de cambiar. Le debemos todo a nuestro yo biológico, pero debemos mirar hacia adelante. No somos nuestro cuerpo, somos la información contenida en nuestros cerebros y los procesos mentales que la alimentan, manejan, almacenan y procesan. Somos la parte software, no el hardware. Enferma, degenera con la edad y muere nuestro cuerpo, y con él nuestra información, lo que realmente somos, ya que estamos reflejados en él. Aún no tenemos la tecnología y ni de lejos los conocimientos, como para comprender como funcionamos, pero debemos hacerlo. Una vez que sepamos realmente cómo funciona el cerebro, que es la inteligencia, como abstraemos, imaginamos, reaccionamos, construimos conocimientos, etc… todas estas maravillas que ejecutamos con total naturalidad, estaremos en disposición de reflejarnos a nosotros mismos en otro soporte no biológico. Migraremos de nuestro cuerpo biológico a otro informático y robótico, que nos facilite todas las facultades que tenemos actualmente, nos abra multitud de nuevas posibilidades y no tenga el fundamental inconveniente de la muerte.

Nadie dijo que fuera fácil, pero es posible, y por remota que sea la posibilidad ¿no merece la pena?

Anuncios

4 pensamientos en “Lucha por la vida

  1. Cierra los ojos un momento e imagina:
    Imagina que consigues lo que dices, que tienes toda una eternidad por delante, que no vas a terminar nunca. Qué harás? Cualquier cosa la podrás dejar siempre para mañana, por que siempre habŕa un mañana. Si podrás pasarte horas jugando, pero, no te parece una pérdida de tiempo? Si no tienes fecha límite, no tendrás que darte prisa en hacer las cosas, no tendrás que esforzarte, no tendrás un objetivo por el que luchar los días que te queden, sino que tu vida se basará en buscar nuevos objetivos, para intentar llenarla.

    Por otro lado, imagina que estás delante de una máquina. Tenémos ya la tecnología para hacer ese ‘upload’ de tu consciencia/software/’llámalo como quieras” y que la maquina que tienes delante és la que te permite cargar tu ‘software’ a ese robot tan perfecto, que mejora enormemente tus capacidades.
    Entiende bien mis palabras a continuación: cuando hayas cargado tu software a la máquina, qué será de ti? Tendrás una copia de tu personalidad, tal vez incluso con algun error, en una maquina, y tu cuerpo, es decir, tu, delante, aún funcionando, es decir, lo que es tu, deberás morir para que tu COPIA ‘viva tu vida’.

    Por otro lado, tu nuevo cuerpo, también enfermará, también tendrá virus, se romperá, tendrá sus limitaciones, a menos que quieras limitarte a una mera existencia virtual. Y en ese caso, estarás limitado a la cantidad de memoria que se te assigne a nivel de entidad individual, por que no se te otorgarán capacidades elimitadas, sino que habrá regulaciones al respecto.

    Tu vida será completamente distinta, puesto que tu cuerpo también lo será. Y tendrás que volver a aprender a vivir con tus nuevas capacidades y condiciones.

    Por otro lado, yo sigo pensando que una vida corta, como muchos escritores de fantasía apuntan al comparar la longevidad de elfos y humanos, te permite hacer cosas por imjpulsos, vivir el día a día, disfrutar más por cada momento y luchar por lo que quieres.

    Por último, fácil no es, pero tampoco puedes saber si es posible o no, por ahora, dejémoslo en que es tansolo un sueño de algunos.

    Y como tu indicas:
    “Me gusta pensar, y hacer pensar”

    Un saludo

    • skint, son muy interesantes tus palabras. La falta de objetivos que comentas, el “aburrimiento de vivir” que podría llegar a darse quiero pensar que lo vemos así porque no conseguimos romper con nuestra imaginación nuestro férreo contexto humano. Un ser que sabe que no va a morir puede proponerse seguir obteniendo conocimiento y utilizar todo su saber para siempre. Con ese nivel de inteligencia ¿Se podría llegar a aburrir, o estaría por encima de eso?

      No sería necesaria limitarse a una vida software, pero nuestro cuerpo, además de poder ser como queramos en todos los sentidos, podríamos cambiárnoslo si se deteriora.

      No había pensado en el momento del cambio, como has hecho tu… espeluznante… supongo que tendríamos que acordar que al hacer el cambio nuestro cuerpo actual debe ser destruido, sino se trataría de clonación, y habría 2 tú. Cuando se comprobase la correcta transferencia de todo tu conocimiento se asesinaría automáticamente a nuestro viejo cuerpo. De esa forma nos parecería haber cambiado de cuerpo, y a nuestro anterior yo no le dejaríamos sufrir más.

      La alegría de vivir, como reflejo del conocimiento y su aplicación no tiene límites. La muerte es lo único que lo detiene, librémonos de ella.

  2. Me gusta Salviati la forma en que describes todo esto, pero hay un pequeño problema, cuando se realice esa copia de tu mente y se active, esa nueva mente está separada de la anteior mente, por lo que si tu eres un ser humano, y te haces una copia, nunca sabrás (al morir biológicamente) en tu consciencia que quedaste en tu copia virtual, serán idénticos, tendrán los mismos pensamientos, pero ambas consciencias son individuales e independientes entre sí, si muere una no siente nada la otra, por lo anterior, si mueres biológicamente, no quedarás vivo, igualmente morirás (en cuanto a la consciencia), porque el otro tu que es artificial es otra instancia de ti, nueva, y no estará sufriendo, será tu clon, pero tu mente biológica nunca podrá sentirse sumergida en ese software, porque son entes distintos, no se fusionan en una conciencia, quedarían biconciencias separadas, pero idénticas.

    Ahora bien, ese problema que te comento a mi me acompleja demasiado, porque por ejemplo yo tengo un pesar, un pesar en esta mente biológica, y yo pensaba solucionarlo traspasando mi mente a un ordenador, pero al hacer esto no estoy solucionando el problema de mi mente, porque estoy copiando mi mente, quedará como está la mía actualmente, el problema seguirá, y si es un problema físico, no se solucionará en el cerebro original (biológico), se solucionará en el artificial, y yo deseaba que fuera feliz el cerebro biológico, en otras palabras, el cerebro biológico moriría con el pesar y el nuevo podría ser feliz si el problema se soluciona gracias a que es una máquina.

    Aún así, sigo intentando resolver mis problemas, creando máquinas que ayuden a solucionarme los problemas, y esperemos pronto lleguemos a la singularidad.

    Nos vemos, y te poyo en tu creencia.

    • Eric. Lo primero felicitarte por tu web y por tu trabajo. Es realmente impresionante. Soy informático y me gusta la robótica y la IA, aunque no he pasado de la teoría. Intentaré seguir tus pasos si algún día tengo tiempo , – )

      En cuanto a tu respuesta del post. Alcanzada una tecnología como de la que estamos hablando, debería ser independiente de nostros mismos el soporte físico que nos sostenga. La problemática de la doble instancia que comentas, es cierto, habría que solucionarlo para evitar el clonado sin implicaciones. Una solución podría ser, aunque suene un poco cruel, la eliminación de nuestra primera forma de existir tras la copia, de tal forma que para nosotros lo único que secedería sería el cambio físico. ¿Radical? Peor me suena que tengamos la muerte por final conocido. Un saludo Eric.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s